Datos y gráficos

Cómo transformarse en un negocio basado en datos

Según el International Institute for Analytics, las empresas que avancen en su estrategia de datos tendrán unos beneficios de productividad de 430.000 millones de dólares sobre aquellos competidores que no estén pensando en datos. Sólo por eso, todos los negocios deberían estar transformándose en negocios basados en datos. La base para conseguirlo es una estrategia de datos robusta.

Los datos están cambiando nuestra forma de enfrentarnos a los problemas de negocio. En épocas de cambio, es habitual tomar el camino equivocado. Por ejemplo, no es raro encontrar empresas que, arrastradas por el BIG de Big Data, se lanzan a almacenar tantos datos como les es posible, sin realmente considerar qué quieren hacer con esos datos. Otros negocios se sienten abrumados por la cantidad de opciones a su alcance y no saben por dónde empezar. Por supuesto, ninguna de las dos opciones es buena, y por ello es necesario, más que empezar por pensar en datos, empezar por la estrategia.

Elementos clave de una estrategia de datos robustaAsí que olvidemos que hay datos ahí fuera y volvamos al principio: ¿qué queremos conseguir? Cuando tengamos la respuesta a esa pregunta será el momento de pensar en cómo los datos pueden ayudarnos a llegar a ese objetivo. Los datos deben acompañar una necesidad de negocio específica, ayudar a la organización a alcanzar sus objetivos estratégicos y generar valor real.

Nunca más debemos separar negocio y tecnología. Aunque está cambiando, existe una percepción entre los ejecutivos de que los datos y su análisis son puramente un asunto del departamento tecnológico, por lo que no necesitan entender cómo funciona.

De forma simétrica, cuando la estrategia de datos está impulsada por el departamento tecnológico, este equipo tiende a centrarse en el almacenamiento de datos, la propiedad, o integridad en lugar de en los objetivos a corto y largo plazo de la empresa.

Por eso, la estrategia de datos debe coordinarse desde el nivel más alto posible, el comité directivo.

¿Cuáles son los elementos clave para utilizar los datos para resolver problemas de negocio?

Una buena estrategia de datos debe tener en cuenta distintos factores:

  • Localización de datos: una vez que se han definido los objetivos de negocio, se debe localizar dónde están los datos que nos llevarán a resolver ese problema.
  • Acceso y almacenaje de los datos: hay que dar respuesta a varias preguntas ¿Los datos son internos o externos? ¿Se puede acceder a ellos o hay que comprarlos? ¿Hay que implementar nuevos métodos para recopilarlos y almacenarlos?
  • Transformación de datos en insights: el dato en bruto tiene poco valor (de hecho genera coste). Lo que realmente importa es aquella información que puede ayudar a la toma de decisiones, a mejorar las operaciones y a generar valor. Así que hay que pensar cómo la analítica puede ayudarnos a poner en valor los datos.
  • Necesidades tecnológicas: un error muy común es decidir el software y hardware que se va a utilizar antes de saber cómo vamos a utilizar y analizar los datos. El tipo de datos que se manejen y los algoritmos que se vayan a aplicar son los que deben dirigir esa decisión.
  • Necesidad de recursos humanos que sepan de datos: esto se puede resolver potenciando el talento interno o externalizando el análisis de los datos. Hay que tener en cuenta también, sobre todo si se trata con datos de carácter personal, que necesitaremos conocer factores de organización, propiedad de los datos, privacidad y cuestiones de seguridad.

Cada vez hay más y más datos y los métodos evolucionan a pasos agigantados. Así que si queremos tener un lugar en este nuevo mundo impulsado por datos, hay que comenzar YA a recorrer el camino y desarrollar una estrategia de datos sólida.